Un examen urinario para conocer el sexo del bebé: ¿es bueno o es malo?

El Embarazo

Una compañía estadounidense acaba de comenzar a comercializar un test llamado “Intelligender” que permite determinar el sexo del bebé a partir de la décima semana de embarazo, y esto, con un 80% de seguridad. El principio es el mismo que con el test de embarazo clásico y da la respuesta después de transcurridos apenas 10 minutos. Del amarrillo al naranja, es una niña. Del verde al café, es un niño.

Una cuestión de ética
Aunque este producto puede parecer interesante a primera vista, ha provocado una serie de quejas. En efecto, sus detractores temen un aumento en el número de interrupciones voluntarias del embarazo si el sexo del bebé no corresponde al deseado por los padres. Esto es aún más cierto en los países donde la política de natalidad es severa y donde los niños son preferidos por sobre las niñas, como en China o en India. Los creadores de este test han prohibido la venta de este producto en esos países.
Sea como sea, este test no se comercializa en Bélgica y es importante recalcar que un buen ecógrafo puede revelarte el sexo de tu bebé a partir de la doceava semana de embarazo.

Un examen urinario para conocer el sexo del bebé: ¿es bueno o es malo?