Un animal en la familia

El Nacimiento

Tal vez, antes del nacimiento de su bebé, ya usted un perro o un gato en casa. Siguiendo algunas reglas de seguridad e higiene, la convivencia puede ser bastante exitosa.
¿Qué dicen los médicos?
Todos los médicos le dirán que, para un niño, tener una mascota es un factor importante de desarrollo y de equilibrio. Compañero de todos los juegos y cómplice de cada momento, resultará ser el mejor amigo de confianza ese al que, en la esquina de la oreja, le podrá contar sus pequeños problemas, ansiedades, miedos y alegrías. Escogido por la mayoría de los niños, el perro ganó el primer premio, seguido por el pez y el gato.
¿Y sobre el tema de la salud?
Si la aspiradora es el arma secreta para superar el pelo, usted debe saber que incluso en una casa limpia, los animales tienen una gran variedad de parásitos. Todo el mundo hace una limpieza razonable y siempre que usted siga algunas reglas básicas de higiene, todo estará bien. Es verdad; es un hecho que los animales portan parásitos como piojos, pulgas y garrapatas. Aun cuando los animales pequeños no pueden comerse a los grandes, tenga cuidado y no dude en utilizar tratamientos preventivos para evitar ¡una invasión!
* prudencia
Un animal debe estar educado. Nunca deje al bebé solo con el animal, incluso si tiene confianza en él. Las reacciones agresivas pueden ser impredecibles. Así que hay que estar muy atentos.
Su hijo es alérgico
Usted tiene un animal desde hace mucho tiempo, haga que su niño sea revisado por su médico para saber si éste es el responsable de la alergia. Si no es así, se puede quedar. Si es la causa de la alergia, desafortunadamente deberán deshacerse del animal. Si usted no tiene todavía un animal, se le recomienda encarecidamente no comprar uno. Incluso si su hijo no es alérgico a un animal, ningún médico puede profetizar si no lo será después de su adquisición. La tristeza de no recibir un animal es mucho menos grave que la tragedia de tener que desprenderse de él.

Un animal en la familia