Trastornos de la piel

El Embarazo

Estás metida en tu mundo, atenta a ese niño que crece dentro de tu cuerpo. ¡No te olvides de todo lo que sucede afuera! De hecho, es momento de cuidar tu piel.

Tu tez

Quizás seas de aquellas a quienes el embarazo las pone resplandecientes, tu tez está fresca y tus ojos brillantes. Pero es completamente común que poco a poco, la cara de una mujer embarazada se pigmente hasta el punto de formar “la máscara del embarazo”. Estas manchas disminuyen por lo general después del parto, pero no siempre desaparecen totalmente.

Algunas precauciones:

 No te expongas al sol, se acabaron los baños de sol …;
 Utiliza un protector solar de alto factor de protección al menos en la cara;
 Ten cuidado con los cosméticos perfumados.

Tu cabello

Contrario a la creencia popular, el embarazo no daña el cabello. Más bien se pone suave y brillante gracias a una importante irrigación hormonal. No lo maltrates, por lo menos no demasiado, con permanentes y coloraciones.

Ya no uses un champú para cabello graso debido a que ya no estará graso. Mejor, elige un champú suave para manejar el cabello en prevención del contragolpe que se producirá unas semanas después del parto. En este momento, este suntuoso pelo de meses anteriores cambiará de forma alarmante. Para más información sobre este tema, ve a la guía posnatal de Babyboom.

Tus uñas

Éstas están frágiles. En primer lugar, deja de utilizar barniz. Toma cada día, de ser posible, una cápsula de gelatina que puedes conseguir en la farmacia.

Tu piel

Una sola solución: la hidratación. Ya sea en la cara o en el cuerpo, la piel necesita ser hidratada todos los días. Día y noche, utiliza un producto de textura no grasa. Preferiblemente elige una crema hipoalergénica. Consulta a tu farmacéutico. Te aconsejará sobre el mejor cuidado para la salud de tu piel.

Cuidado con el sol

Igual que en la cara, manchas marrones pueden aparecer en las axilas y en la parte baja del vientre (la famosa línea marrón por debajo del ombligo), mientras que los pezones toman una coloración más fuerte. Huye siempre del sol ya que favorece la aparición de estas manchas más frecuentes en las mujeres morenas. Por lo general, desaparecen pocos meses después del nacimiento.

¿Cómo combatir las estrías?

Estas pequeñas marcas blanquecinas o rosadas, a menudo aparecen entre el 4o y el 6o mes, en el vientre, en los muslos y en los pechos. Durante el embarazo, la piel está sometida a una tensión creciente y a pesar de su carácter elástico, puede existir alguna ruptura de los tejidos.

Conviene ante todo controlar tu peso evitando subir demasiados kilos y sobre todo evitar ganarlos abruptamente. También puedes preservar la flexibilidad de tu piel con las cremas adecuadas. Si son muchas, consulta a un dermatólogo que te ayudará a atenuarlas después del parto.

¿Y la celulitis?

Esta ingrata aparición de hoyuelos espera el embarazo para atacar tus piernas, tus caderas, tus glúteos y tu abdomen. El aumento de peso, la menor regularidad de la evacuación y los cambios hormonales, ¡he aquí todo lo que permite a la celulitis instalarse con total impunidad!

Vigila tu alimentación: menos azúcares, féculas y grasas.
Haz ejercicios y gimnasia respetando los consejos de tu fisioterapeuta.

Trastornos de la piel