Problemas circulatorios

El Embarazo

Bajo la influencia de las hormonas, el tono venoso se reduce. La circulación de la sangre se hace más difícil en la parte baja del cuerpo. Las mujeres embarazadas a menudo tienen, de esa manera, las “piernas pesadas” y si ya tienes historial con los problemas circulatorios, las varices o las hemorroides pueden aparecer.

Las varices

Todos conocemos y tememos estas venas azules antiestéticas, incómodas, pero no muy peligrosas. Pueden aparecer durante el embarazo (especialmente después del quinto mes) y luego desaparecer. Este problema, que se dice que es hereditario, es en cualquier caso más común en las mujeres embarazadas porque las varices surgen gracias a la mala circulación y a la fragilidad de las paredes de los vasos sanguíneos.

Aparecen pues en el 5o mes. Las varices pueden alcanzar las piernas, pero también la vulva o el ano. En este último caso, hablamos de hemorroides. Varios factores provocan su aparición durante el embarazo y más particularmente en el 3er trimestre:

– las hormonas específicas del embarazo;
– la masa del útero y el peso del bebé que comprimen la parte bajas del vientre y las gruesas venas que vienen de las piernas.

Las hemorroides también pueden aparecer durante el parto cuando se te pide pujar. Es prudente tratarlas rápidamente con una buena higiene en el área y sobre todo evitando el estreñimiento. Para saber cómo evitarlas, ve al 5o mes.

Problemas circulatorios