Tercer Mes – Cada vez se relaciona más con su entorno

El Nacimiento

A los tres meses es posible que haya conocido cómo es estar a upa de manera vertical. Esta posición le brinda un plano de observación nuevo y ampliamente más interesante que estar en posición horizontal. Mientras tengas a tu bebé a upa seguramente querrá acercarse a todo lo que llame su atención, cada vez tiene más alcance visual y puede identificar personas que frecuenta y son de su agrado. En relación al sueño es posible que comience a hacer períodos más prolongados de descanso, aunque esta situación puede que no sea permanente.

Tu bebé ha conocido sus manitos y las acerca a su boca de una forma eufórica que hasta puede parecer que se las quiere comer. En esta etapa sus encías están un poco inflamadas por los movimientos de sus pequeños dientes dentro de ella. Sus manitos en la boca ya no significan simplemente un estado de hambre, sino que puede ser también una forma de calmar las molestias generadas por la inflamación. Esto a su vez le genera un babeo particular que hace que tenga más sed. Si tiene más sed y lo alimentas a leche materna es posible que pida con más frecuencia. La leche materna contiene casi un noventa por ciento de agua por lo que no sólo alimenta a tu bebé, sino que también lo hidrata.

Las deposiciones pueden ser más espaciadas que antes y hasta tener un aspecto mocoso. En general, esto está relacionado con la actividad que tiene con sus manitos en la boca, esta actividad le genera mocos que se ven reflejados en la última parte del sistema digestivo.

También puede ser que tu bebé tenga mocos por otros motivos. Es necesario que sepas que no sabe qué hacer exactamente con ellos. No puede soplarlos hacia afuera en un pañuelo ni tampoco dirigirlos hacia adentro y tragarlos. Simplemente le molestan y hasta le pueden generar arcadas. El acompañamiento de quienes lo cuidan es crucial junto con las indicaciones que el médico pediatra te dé en relación a este tema.

La cantidad de expresiones en su carita a esta altura es inmensa. Puede expresar agrado y disconformidad con mucha facilidad. Sin dudas tu bebé a los tres meses parece querer incorporarse a la vida que lo rodea con mucha energía y entusiasmo.

 

 

Silvia Solá

Tercer Mes – Cada vez se relaciona más con su entorno