¿Por qué no optar por una cura tipo talasoterapia para toda la familia después de la llegada del bebé?

El Nacimiento

¿Ya consideraste una pequeña talasoterapia para mamá y bebé para revitalizarte después del nacimiento de tu pequeño sin tener que dejar su lado? Nada como una talasoterapia para dejarte mimar mientras el bebé disfruta de los beneficios del agua.

Los profesionales de la salud están a tu disposición para ayudarte a recuperar la línea, la tonificación muscular, la elasticidad de la piel y la silueta. Todo esto mientras comparten preciosos consejos dietéticos contigo. Los kinesioterapeutas pueden ayudarte con la reeducación perineal y aliviar tu espalda que sin duda fue sometida a una dura prueba durante el embarazo.

Mientras tanto, tu bebé disfruta de los masajes en un medio acuático o bien, es cuidado por una profesional en puericultura benevolente.

Es una idea más bien atractiva, ¿no es verdad? Entonces, ¿por qué no compartir la experiencia con la familia entera? Papá y los primogénitos pueden encontrarse muy a gusto aquí también. Más allá de las termales, los centros Talaso proponen usualmente guarderías agradables y actividades deportivas adicionales, como el tenis, el golf, fitness…En otros casos, estos centros están localizados en verdaderos refugios naturales que permiten dar hermosas caminatas y paseos en bicicleta.

En términos generales, una cura de este tipo se puede hacer 3 meses después del parto y dura de 2 días a una semana con la posibilidad de pagar una comida o todas las comidas para toda la familia. Antes de decidirte, infórmate ya que algunas vacunas para el neonato son obligatorias.

 

¿Por qué no optar por una cura tipo talasoterapia para toda la familia después de la llegada del bebé?