Planes astutos, anti-crisis para vestir al bebé

El Nacimiento

Vestir al bebé con ropa bonita es un verdadero placer para las mamás. Y de hecho, ¡para los papás también! Pero es evidente que el presupuesto para bodies y ropa del día a día no está siempre muy en sintonía con ciertas realidades económicas. ¡Que esto no te detenga! Hay formas de darse plenamente gusto si uno se atreve a explorar fuera de los caminos que llevan a los centros comerciales.

Existen evidentemente los saldos bi-anuales en los que se hace necesario tener en cuenta la estación para la cual fue concebida la ropa ofrecida y también hay que tener en cuenta el hecho de que el bebé crece rápidamente. Esa hermosa pijama en tejido de punto ligero será probablemente muy pequeño de aquí al próximo verano.

En todo caso, el bebé no necesita estar vestido con el último grito de la moda. Saldos, ventas en punto de fabricación y ventas privadas ofrecen los objetos no vendidos de las colecciones anteriores. Es posible encontrar ropa magnifica a precios bajos.

Buscar en internet puede permitir también descubrir algunas tiendas en línea o páginas con anuncios pagados que ofrecen ropa para bebé nueva y de segunda mano.

También existen de segunda mano para la ropa infantil. Los bebés y los pequeños que dejan los pantalones cortos crecen tan rápido que no tienen tiempo de usar su ropa. Además, los comerciantes en este tipo de tienda suelen verificar el buen estado de los artículos antes de aceptarlos.

Numerosos organismos, como Infancia México o las cooperativas, organizan mercados esporádicos. En ellos también es posible encontrar precios bajos.

Luego están los tianguis o tiendas de antigüedades donde, además del gusto que da el paseo dominical, se puede encontrar estantes que rebosan de artículos a apenas algunos pesos.

Finalmente, se puede organizar una fiesta de trueque con las amigas, y de paso compartir un buen momento. Se mezclan el placer y los buenos negocios.

Planes astutos, anti-crisis para vestir al bebé