Las noches del bebé durante el invierno

El Nacimiento

El tiempo pasa y las estaciones se siguen unas a otras… El invierno llega, las temperaturas caen drásticamente. Es tiempo de pensar en el confort nocturno del bebé.

La temperatura ideal

No hace falta recordar que si nuestros pequeños suelen sufrir de frío, un calor excesivo tampoco es benéfico para ellos. Para asegurar el buen sueño del bebé y reducir los riesgos de muerte súbita del lactante, su habitación debe mantenerse a una temperatura ideal de entre 18° y 19°C. La calidad del aire importa igualmente. Se debe dejar entrar el aire en la habitación durante al menos 10 minutos por día.

Aprovechamos para recordar que, durante el día, una temperatura de 20° es más que suficiente en los diferentes espacios.

No hace falta arropar en exceso al bebé

Al caer la noche, el bebé no debe ser arropado más allá de lo razonable. Un bodie de manga larga y una pijama de algodón espeso bajo un buen mono es todo lo que hace falta. Resiste el deseo de apilar cobijas. Y si hace de verdad mucho frío, se le puede poner el bebé un sobre pijama de lana polar para ofrecerle el máximo confort.

Las noches del bebé durante el invierno