El sueño del pequeño aventurero

El Nacimiento

Un bebé que empieza a correr por todos lados tiene necesidad de descanso y de dormir para compensar el gasto de energía. La siesta de la tarde es particularmente restauradora. Por la noche, él duerme casi 12 horas. Cada infante tiene su ritmo y sus necesidades personales. Como con los adultos, los hay que duermen poco y los hay que duermen mucho. Hay que tener eso en cuenta.
Es hora de ir a la cama
El momento de la transición del ajetreo del día al gran salto hacia la noche oscura es muy importante. Su hijo tiene que sentirse seguro y tranquilo. No, no se va a la cama porque esté castigado o para que la deje tranquila a usted. Él debe dormir para recuperarse y volver a comenzar a jugar de nuevo mañana.
El miedo a la oscuridad
Un niño puede empezar a tener miedo a la oscuridad. A menudo aparece en alguna etapa importante de su desarrollo, en el momento de un nuevo aprendizaje como por ejemplo aprender a caminar. Él ya no quiere permanecer en la oscuridad o despertar en mitad de la noche. Él ve sombras aterradoras que se parecen a los lobos, a seres malvados, juguetes que por su forma parecen amenazantes.
Deje su puerta abierta y la luz del pasillo encendida o ponga una luz de noche en su habitación. No trate de forzarlo a ser valiente, no lo obligue a permanecer en la oscuridad. Sea tranquilizador e inmediatamente se volverá a dormir.

El sueño del pequeño aventurero