La maleta de mamá para el hospital

El Embarazo

Para el parto

• Una gran camisa larga.
• Calcetines, los pies se enfrían rápidamente.
• Algo que mantenga tu pelo atrás.
• Un limón cortado a la mitad para chupar y saciar tu sed.
• Un pulverizador de agua mineral para airear la cara.

Para la estadía

• Varias camisas de dormir, cortas tanto como sea posible y que puedan abrirse fácilmente en la parte delantera para la lactancia. Transpirarás mucho y el bebé vomitará fácilmente.
• Buenos brassieres para la lactancia. El sujetador Kwik Clip tiene un cierre rápido y fácil.
• Las compresas que hay que colocar en el forro del sujetador para absorber el exceso de leche, de venta en farmacias.
• Un buen suministro de ropa interior desechable y toallas sanitarias tamaño maternidad.
• Una bata y zapatillas.
• Tu habitual kit de baño.
• Lectura y música.
• Fichas para llamar por teléfono y monedas para la máquina de café. ¡Papá lo apreciará si das a luz en la noche!
• Una cámara si deseas capturar esas primeras horas. Por favor sin flash, a los bebés no les gusta.
• Prepara con anterioridad los documentos administrativos: certificado de matrimonio, tu identificación, tu formulario de inscripción y el importe del anticipo si no has pagado todavía.
• Si ya tienes hijos, planifica una pequeña sorpresa para cada uno, un regalo de bienvenida.

La maleta de mamá para el hospital