La soledad del papá en el momento del parto

El Embarazo

¿Asistir al parto? Para algunos, es evidente, porque su lugar es estar cerca de ti. Para otros, es la continuación lógica del trabajo de preparación que ustedes hicieron en pareja a lo largo del embarazo. Algunos aceptan estar allí, muy a su pesar, pero para complacerte a ti y porque todo el mundo dice que esto es lo que se hace. Sólo algunos pocos persisten en su posición. Esta decisión es completamente respetable y forzar a un papá a asistir al parto sería muy lamentable.
Si muchos papás desean estar presentes, esto no impide que cada uno tema este acontecimiento. Existe una única solución, asociarlos durante tu embarazo con el buen desarrollo de éste y, particularmente, invitarlos a participar en ciertas sesiones de información para desdramatizar este gran misterio.

Él debe estar preparado para afrontar su dolor, superar su propia inquietud para mantenerse tranquilo, para reconfortarte, animarte a pujar, informarte sobre la evolución de la situación. En estas condiciones, vivir este gran momento entre dos, a menudo proporciona tal consuelo que esto desaparece las soledades de cada uno, tú y tu dolor frente a tu compañero y su impotencia para aliviarte.

La soledad del papá en el momento del parto