El insomnio

El Embarazo

En el segundo mes, el problema era la somnolencia. Pero ahora, eres más propensa al insomnio: tu bebé ya ocupa mucho espacio y ¡se mueve mucho! Hacerle entender que son las 2 am, ciertamente no es una opción.

Y si por fortuna finalmente encuentras una posición cómoda para dormir, a menudo, el bebé elige ese momento ¡para comenzar sus ejercicios! Así que, si sumas los pequeños problemas de los que hemos hablado, a veces uno se pregunta ¡cómo es posible dormir aún!

Consejos prácticos

• Duerme sobre un costado.
• Darse cada noche un pequeño tiempo de relajación según los buenos consejos de tu fisioterapeuta.
• Haz ejercicios físicos durante el día: camina o nada
• Ten una cama cómoda, no demasiado suave, y pequeños cojines que puedas poner en los lugares clave.
• Ventila la habitación y recuerda los beneficios de un baño relajante.
• Cena comida ligera y date el tiempo para digerir antes de ir a la cama. Elimina el té y el café, y opta por una buena infusión de manzanilla o tilo o un buen vaso de leche caliente.
• Finalmente, por la tarde, evita cualquier fuente de contrariedades, como por ejemplo, revisar las cuentas ¡o leer la boleta de calificaciones en la escuela de tu otro hijo!

El insomnio