Juguetes: los sentidos en estado de alerta, de los 0 a los 6 meses

Homepage

El Nacimiento

El primer juguete de un bebé es, sobre todas las cosas, su propio cuerpo: chupa su pulgar, se aplasta los dedos de los pies, agita los brazos y las piernas. Descubre sus manos y pasa horas contemplándolas. Al mismo tiempo, desde el nacimiento, encuentra divertido el observar los objetos coloridos que lo rodean, sobre todo aquellos que, además, producen música o sonidos bonitos. Está al pendiente de todo aquello que lo rodea. Ama sobre todas las cosas la suavidad, la de los brazos de los padres, por supuesto, pero también la de los peluches o los muñecos de trapo. En lo que tiene que ver con el olfato, tiene un juguete favorito: ¡tú!
Reconoce tu perfume entre miles y esa sensación le produce seguridad ya que tu presencia lo calma. Antes de cumplir los 4 meses de edad, un bebé no juega realmente, desarrolla sus conocimientos al sentir placer o lo contrario. Hacia los 4 meses de edad, comienza a utilizar su cuerpo de manera voluntaria y más o menos organizada. “Es tocando que se aprende”. Con esta premisa como lema, puede tomar y agitar un objeto y sobretodo ponérselo en la boca para tener una percepción del mismo más afinada. Comienza lentamente a comprender que una acción provoca una reacción, que sus actos tienen un efecto sobre las cosas. De esa manera puede jugar, incluso estando solo. ¡Qué divertido es el brillo intermitente de la pelota que cuelga sobre la cuna y hace un ruido exquisito!
 
Los juguetes indispensables para los más pequeños:
• Los que producen ruidos bonitos: los móviles musicales que dan vueltas sobre sus cabezas, las cajas de música o las máquinas que cantan canciones de cuna y cuidan de su sueño y le hacen sentir seguro a la hora de acostarse;
• Los que ofrecen dulzura y consuelo: peluches, figurinas, animales, pelotas, cubos de trapo con cascabeles. Elige texturas suaves, lavables y resistentes;
• Los que producen ruidos intrigantes: aros de cuerda, bolitas u otros tipos de objetos suspendidos sobre su cuna, sonajas;
• Los que ofrecen nuevas sensaciones: cuadro o tapiz de descubrimiento con espejo, formas y figuras coloridas…y un gimnasio evolutivo.

Juguetes: los sentidos en estado de alerta, de los 0 a los 6 meses