Hora de Dormir

El Nacimiento

Lidiar con su movimiento

Los bebés comúnmente emplean conductas rítmicas y repetitivas que los ayudan a calmarse para dormir, o durante la noche para volver a dormirse. Golpean fuerte unos minutos, hasta media hora o más, pero es poco probable que se hagan daño. Para que el proceso sea más silencioso y cómodo podés correr la cuna lejos de la pared y poner protectores de goma o una alfombra gruesa debajo de las patas de la cuna para reducir el movimiento y el ruido. Además, tratá de no ir a verlo cada vez que haga ruido. Tu presencia puede reforzar esta conducta como algo para llamar la atención en lugar de un hábito para tranquilizarse.

 

Armar una rutina breve

Una rutina de menos de 30 minutos es ideal porque los anima a ir a la cama y dormirse fácilmente. Si la rutina dura más que eso o se torna muy elaborada, los bebés se tornan activos en lugar de calmarse.

 

Pesadillas

Los niños tienen la capacidad de soñar apenas aprenden a hablar. Generalmente, los pequeños no pueden recordar sus sueños, incluso aquellos que los despiertan. Si observas que tu bebé tiene pesadillas frecuentes, podés pedirle ayuda a un médico para descubrir el origen.

Hora de Dormir