Evita la máscara del embarazo

El Embarazo

Si los próximos días de un buen tiempo te traen alegrías, sé cautelosa en cuanto a la exposición al sol. De hecho, alrededor del 70% de las mujeres embarazadas son propensas a la máscara del embarazo o melasma, que suele aparecer entre el 4º y 6º mes de embarazo.

Se presenta en forma de manchas marrones antiestéticas que aparecen en la frente, la nariz, alrededor de la boca o en las mejillas. Esta hiperpigmentación de la piel se debe al aumento significativo de sus niveles de hormonas femeninas.

Esto puede dar como resultado una máscara superficial (epidermis) fácilmente curable, o una máscara mixta (epidermis y dermis) que solamente podrán ser eliminadas con tratamientos más profundos. Vale la pena protegerse y evitarse este problema.

Prevenir su aparición

Para evitar su aparición, la regla de oro es evitar la exposición al sol. Como esto parece poco realista, asegúrate de ponerte protector solar cuidadosamente en tu cara antes de salir. Sin olvidar renovar regularmente la aplicación.

Y, ¿qué hacer cuando aparecen las primeras manchas?

¡Sin pánico! Algunas normas de higiene ayudarán a minimizar los daños. Utiliza únicamente productos cosméticos suaves a fin de no estimular la irritación de las células implicadas y evita los productos que contienen perfumes, ya que son fotosensibilizadores.

En la mayoría de los casos no tan graves, la máscara del embarazo desaparece por sí sola dentro de los 6 meses después del parto. Sin embargo, si llegase a persistir o a ser más profunda, consulta a tu dermatólogo quien te prescribirá aplicarte un tratamiento despigmentador, además de un buen protector solar.

En unos pocos meses, deberías recuperar tu tez juvenil. Por último, si eres propensa al melasma, tienes que estar atenta sobre el riesgo de recurrencia en embarazos futuros y evita cuanto sea posible tomar píldoras anticonceptivas a base de estrógeno. No dudes en hablar con tu ginecólogo acerca de esto.

Evita la máscara del embarazo