Embarazada y trabajando

El Embarazo

Algunas precauciones…

 

Si usted es una empleada, debe anunciarle su embarazo a su empleador inmediatamente (o, a más tardar, 8 semanas antes de la fecha prevista para el parto) y, preferentemente, por carta certificada, quizás acompañada con un certificado médico,  porque a partir de ese momento usted obtiene una doble protección:

 

  • protección para su salud y la del futuro bebé porque ahora está prohibido imponerle horas extras o trabajo nocivo (transporte de cargas, manejar los desechos tóxicos o productos sometidos a vibraciones o radiaciones nocivas…). Si no puede hacerse cargo de otras tareas, el médico de la empresa le pondrá en reposo (compensado como licencia por enfermedad (60%) por el seguro).

 

  • Una protección contra el despido, que se extiende hasta 1 mes después de su licencia por parto. A lo largo de este período, el empleador no puede dar por terminado el contrato de tiempo indefinido, salvo por falta grave o durante el período de prueba. Si su empleador decide despedirla de todos modos, deberá pagar además del preaviso normal, una compensación adicional equivalente a seis meses de salario.

 

La licencia por maternidad

Para las empleadas, la licencia de maternidad es de 15 semanas (19 semanas en caso de parto múltiple). Usted debe, obligatoriamente,  dejar de trabajar 7 días antes de la fecha prevista de parto y mantenerse en reposo por 8 semanas después del nacimiento. Al comienzo de la licencia de maternidad, debe notificar a su compañía de seguros para que pueda compensarla durante el reposo.

 

El permiso por paternidad

Con motivo del nacimiento de su hijo, el padre tiene derecho a una licencia de 10 días hábiles que puede tomar de una vez o en partes dentro de los 30 días contados a partir del día del nacimiento del niño. Durante los 3 primeros días, el permiso lo paga en su totalidad el empleador. Los restantes 7 días están cubiertos por una compensación pagada por el seguro.

 

¿Quién debe compensar los reposos?

Esta licencia es totalmente indemnizado por su seguro excepto para los aprendices y  para el personal fijo de la función pública, quienes continúan recibiendo el 100% del salario. Por lo tanto, es apropiado avisarle al organismo que a usted le corresponda desde el inicio de su permiso y ocuparse de completar y devolver los documentos que tenga que enviar.

 

Si usted tiene un subsidio de interrupción de carrera

Usted seguirá recibiendo su subsidio de interrupción de la carrera antes y después del parto. Su seguro sólo intervendría para el período de permiso de maternidad, que se sitúa “fuera” de la interrupción de la carrera.

 

¿Usted es independiente o declara como cónyuge-cuidador?

Usted tiene derecho a una licencia remunerada a una tarifa plana de € 943,17  si deja de trabajar durante las 3 semanas después del nacimiento. Esta asignación,  la debe usted reclamar a su seguro.

 

El permiso de lactancia: una posibilidad muy limitada

  • Un permiso “parental” existe para los funcionarios públicos fijos.
  • El permiso de lactancia, sin sueldo, es a veces previstos por ciertos acuerdos o regulaciones colectivas, pero es un beneficio que raramente es acordado a las empleadas.
  • La licencia de lactancia indemnizada por el seguro es posible cuando la madre lactante no puede regresar a su trabajo debido al riesgo que supone para su salud y la de su bebé. Si no puede hacer su trabajo y un trabajo de sustitución no le es dado, la madre podrá beneficiarse de una compensación similar a la baja por enfermedad, de hasta el 60% de su salario bruto, por un período de 5 meses después del nacimiento.

 

 *Es bueno saber

Las pausas en el trabajo para la lactancia, concedidas a partir del 1 de julio de 2002, permiten, a las madres que trabajan  en sector privado, amamantar o extraerse leche dos veces, que pueden durar media hora cada vez, durante una jornada de 7  horas de trabajo. El momento de esta pausa debe convenirse con el empleador

Embarazada y trabajando