Dientes y encías sanas antes de hacer un bebé

El Deseo

El refrán popular dice “¡un bebé, un diente!”, esto afortunadamente falta a la verdad. Sin embargo, es recomendable tener una dentadura sana antes de comenzar un estado de embarazo por varias razones.

El embarazo trae consigo cambios hormonales que influyen la salud bucal. Las defensas inmunológicas disminuyen y ya no enfrentan de la misma manera a las bacterias, lo cual conlleva riesgo de caries y gingivitis aguda.

Ya sabíamos con anterioridad que las enfermedades periodontales influyen directamente sobre las posibilidades de partos prematuros, recientemente un equipo de investigadores de la universidad Case Western Reserve en Ohio descubrió que las gingivitis repetidas durante el embarazo generan un riesgo importante de infección para el feto. Esto se debe a la presencia de una bacteria, la Fusobacterium nucleatum, que puede llegar a pasar a la sangre del bebé atravesando la barrera de la placenta. En casos extremos, su presencia puede causar la muerte intrauterina. No te asustes, el sistema inmunológico de la mamá detecta y combate esta desagradable bacteria a tiempo. No obstante, es mejor tener una higiene bucodental más rigurosa cuando se está en estado de embarazo. Consultar con tu dentista antes del embarazo es la mejor opción.

Dientes y encías sanas antes de hacer un bebé