Buen calzado… ¡para comenzar con el pie derecho!

El Nacimiento

Los pies redondos y regordetes de los bebés, los pies deportivos o turbulentos de los más grandes, en todas las edades, es importante calzar bien a tu hijo.

Criterios para escoger un buen par de zapatos. Una buena estimación de la talla

Ni muy pequeño, evidentemente, ni muy grande tampoco. En efecto, tu pequeño se caerá más fácilmente y tomará una mala postura. Calcula desde el momento de la compra un margen de crecimiento de 1 o 2 cm con respecto al pulgar.

Buen soporte del pie

  • Con un contrafuerte que rodee al talón para evitar el hundimiento del arco del talón que suele desarrollarse en pie plano;
  • Ligeramente largos para sostener los tobillos y evitar que el niño se descalce al caminar.

3 consejos básicos

  • Invierte en un modelo de calidad. Calzar un pequeño, es costoso pero…recuerda que esta inversión evitará un gran número de problemas como los pies planos, el dolor de espalda, la compra de suelas ortopédicas…
  • Nunca compres nada sin tu hijo.
  • Evita pasar los zapatos del hermano mayor al menor. La forma del pie es diferente con toda seguridad y puede entonces favorecer la transmisión de un mal soporte.

El material

Sea cual sea la moda, opta por el cuero. Esto por varios motivos: su suavidad natural le permite ceñir correctamente el pie; al absorber la transpiración, evita la maceración y los pies fríos. Finalmente, es sólido y protege eficazmente a los pequeños peatones. No olvides incluir una suela antideslizante para evitar caídas.

 

 

Dejar que el bebé camine descalzo, ¿es buena idea?

Es un muy buen ejercicio de vez en cuando y sobre todo en la arena. Esto le obliga a esforzarse y a fortalecer los huesos de sus piernas. 

Buen calzado… ¡para comenzar con el pie derecho!