La delicada piel del bebé

El Nacimiento

La piel del bebé es especialmente sensible, lo más probable es encontrar alguna irritación o enrojecimiento en los lugares sensibles, como los pliegues del cuello. La elección de la ropa es fundamental. Para minimizar todas estas pequeñas molestias, opta por el algodón más suave al tacto y elige la ropa buscando sobre todo la comodidad y que nunca sea demasiado ajustada. Al lavar su ropita, sigue cuidadosamente las instrucciones indicadas por los fabricantes y  para que los tejidos sean más suaves, usa un suavizante de telas. Si el lavado es a máquina, no la sobrecargues y trata de utilizar los ciclos largos para  que el enjuague se lleve a cabo profundamente. Finalmente, para reducir al mínimo el riesgo de alergias, elige productos hipo-alergénicos.

La delicada piel del bebé