Ir a la cama, un momento de separación que hay que negociar bien

El Nacimiento

Ir a la cama, un momento de separación que hay que saber negociar. No te detengas.

Respeta una rutina

Para darle a tu bebé una sensación de seguridad, inventa rituales, que suavicen este momento difícil.

Respétalos sin importar qué esté pasando. Quizás sea el pulgar o del chupón que necesitará chupar constantemente, quizás el peluche o la mantita que nunca podrás lavar. O quizás sea dejar una pequeña lámpara encendida para escapar de la oscuridad, o el último vaso de agua para beber, el beso que debe repetirse 3 veces, o la puerta que debe quedar abierta…

* Es bueno saber

Si él llora regularmente por la noche…

Tranquilízalo con tu presencia y después de un abrazo, dile que vas a la cama. Si no se calma, no lo tomes en tus brazos. Sin encender la luz, masajea suavemente su espalda para que no se sienta abandonado.

Ir a la cama, un momento de separación que hay que negociar bien