Tu primera ropa de embarazo, ¿cuándo ponértela?

El Embarazo

Acabas de enterarte con alegría que estás embarazada. Va a ser necesario pensar en la adaptación de tu guardarropa a tu nuevo estado.

Ropa interior adaptada sin vacilar

Desde el principio, piensa en tus senos que pronto tendrán más volumen. Opta por sujetadores adecuados (con spandex, correas anchas, copas extensibles) para sostener tus senos adoloridos. Más tarde, te evitarán también la formación de desagradables estrías ofreciendo a tu pecho debilitado todo el apoyo que necesitas. Y tranquilízate, no estás obligada a adoptar el estilo de “sujetador de nadadora”, hay modelos muy atractivos.

En cuanto a los panties, casi todo está permitido. Aunque el algodón es lo más indicado para que el vientre y los muslos nunca estén comprimidos.

Un nuevo guardarropa para el tercer mes

Si bien todas las mujeres no se redondean de la misma manera, por lo general se ponen su primer pantalón de embarazo hacia el final del tercer mes. Una vez más, elige tu comodidad, ante todo. Sin duda alguna, ¡no hay que esconder esa hermosa burbuja naciente!

Al elegir tu ropa nueva, elige la de tu talla. Está perfectamente adaptada a los futuros cambios de tu cuerpo. Una talla 40 en el embarazo corresponde pues a una talla 40 antes del embarazo. No te hagas ilusiones, llevar pantalones de un tamaño demasiado grande no te dará satisfacción. Te quedarán mal y harán pliegues feos al nivel de los muslos.

Una vez puesta, la ropa de la futura mamá encaja como anillo al dedo. Ya ni siquiera querrás llevar esos viejos pantalones vaqueros totalmente aflojados en los que pensabas estar muy cómoda.

Tu primera ropa de embarazo, ¿cuándo ponértela?